225 9647 | 225 8567 | 224 7867
998 240688 | 987 164367 | 999 947995
ventas@adurma.com | gerencia@adurma.com

Fumigación de garrapatas

ico-fumigacion-garrapatasLas garrapatas pueden transmitir enfermedades mortales para su mascota. El riesgo de transmisión de las enfermedades ocurre mayoritariamente durante las primeras 48 horas después de la fijación de la garrapata en la piel del animal.

Para limitar este riesgo, es prioritario un cuidado correcto y una prevención efectiva. Las garrapatas se encuentran presentes en el medio ambiente durante todo el año, por lo tanto no hay que esperar a visualizarlas en el animal para efectuar una correcta prevención.

Los dos puntos estratégicos de control de las garrapatas son: empleo de acariciadas que eliminen las garrapatas en los animales así como medidas aplicadas en el medio ambiente.

En cuanto al control ambiental, se recomienda tomar las siguientes medidas: para aquellas garrapatas a las que les gusta el medio ambiente interior, pasar regularmente la aspiradora tanto en las alfombras como debajo de los sillones y muebles del hogar. Lavar con frecuencia la cama de la mascota o los caniles en el caso de criaderos. Hay que tener presente que una larva puede sobrevivir sin alimentarse durante casi 1 año y que las garrapatas adultas trepan hasta un metro del suelo, por lo que se debe fumigar las paredes y grietas hasta esa altura.

Muchas garrapatas prefieren el medio ambiente exterior y se hallan sobre la vegetación. Así, si vive en una finca es conveniente mantener el césped corto. Evite que su perro o gato vaya a terrenos abandonados u otros lugares donde pudiera haber campos y/o arbustos. Si pasea con su mascota en espacios públicos o por algún lugar agreste (bosque, campo) se aconseja revisar el pelaje del animal al regresar a su casa.

Sí. Hay que tener presente que, aunque para muchas garrapatas, los meses cálidos presentan las mejores condiciones ambientales para su reproducción, cuando el medio no le es favorable tienen la capacidad de disminuir su metabolismo y entrar en un periodo de latencia que les permite sobrevivir más de 250 días sin alimentarse.  Es decir que, una vez terminado el calor del verano, las garrapatas pueden perfectamente mantenerse en áreas infestadasespera en las siempre que no se realice ningún control, hasta que comiencen los primeros días cálidos de la próxima primavera donde nuevamente resurge un problema que se pensaba solucionado.

Para el control y fumigación de garrapatas se tiene que aplicar insecticidas garrapaticida para lograr un adecuado control de la plaga.