225-9647 | 225-8567 | 432-8242 | 797-9241
RPC: 992-771779 | RPC: 987-164367 | RPM: #999-947995
ventas@adurma.com | gerencia@adurma.com

Venta de Extintores en Perú

Venta de extintores en Perú

Venta de extintores en Perú

La venta de extintores en Perú está orientada a suplir el gran crecimiento que experimenta nuestro país, y es que todas las empresas (desde la más pequeña), deben contar con un extinguidor a mano. Para espacios pequeños los extintores portátiles son una gran solución ya que a pesar de su tamaño son capaces de expeler, por medio de presión a un agente extinguidor contenido dentro del mismo y susceptible de ser transportado únicamente por el esfuerzo físico de una persona, definiéndose como extintor al recipiente metálico y como extinguidor al agente que apaga o hace que cese el fuego.

Cuando la presión está dentro del contenedor, el aparato se conoce como: “extintor presurizado o de presión contenida”. Si la presión está en una cápsula separada del contenedor, para mezclarse con el agente extinguidor en el momento mismo de hacer funcionar el aparato, se conoce como “extintor de presión incorporada”.

La mayor parte de los modelos de extintores tienen un indicador de presión o manómetro, para poder apreciar visualmente las condiciones de presión a la que están sujetos para su óptima utilización. Para la descarga del agente extinguidor, el aparato está conectado a una manguera de diámetro y longitud adecuada a su capacidad de contenido, con una boquilla o corneta según sea el caso.

Es recomendable que la adquisición de extintores en Perú (o en cualquier otro lugar), se haga de acuerdo a la NTP 350.043:2011, ya que de lo contrario el comprador no podrá conocer la calidad y confiabilidad del producto que ha adquirido. Una vez que se ha adquirido un extintor, es responsabilidad del propietario mantenerlo en buen estado durante el periodo de vida útil, en este caso el propietario puede recurrir a una empresa calificada y honesta para su debido mantenimiento, distribución o ubicación de los extintores dentro de las instalaciones a proteger.

Ubicación y distribución de los extintores en Perú

Para ubicar y distribuir los extintores, es recomendable hacer una visita a la zona que se desea proteger; en general debe seleccionarse con base en los siguientes puntos:

  •  Favorezcan una distribución uniforme
  •  Sean de fácil acceso.
  •  Estén libres de obstáculos.
  •  Cerca de trayectos de recorrido normales.
  •  Próximos a puertas de entrada y salida.
  •  No estén expuestos a sufrir daños físicos.
  •  Sean fácilmente visibles.

Los extintores deben instalarse a una distancia prudente de donde pueda producirse un incendio, cuidando que no sea afectado por el mismo. La identificación de los extintores es de máxima importancia para poder identificar los extintores y su ubicación, para poder utilizar el más adecuado según la clase de incendio que se produzca. Existen normas y sistemas de símbolos para la identificación y ubicación de los mismos en el interior de un establecimiento. La NFPA (National Fire Protection Asociation por sus siglas en ingles Asociación Nacional de Protección Contra el Fuego, con sede en los EE.UU.) ha creado un sistema para ayudar a reconocer el extintor más indicado para su empleo en una emergencia, este sistema consiste en un símbolo fácil de reconocer.

Los símbolos que van colocados en los extintores, deben ser legibles a 1 metro de distancia y los que van colocados en la pared o columna cercana a los extintores deben ser legibles a 7 metros de distancia. Los extintores clasificados para combatir fuegos de varias clases, tales como AB, BC o ABC, deben llevar el símbolo correspondiente a cada clase. Los equipos con un peso menor de 9 kilos (peso bruto, sin tomar en cuenta contenedor) van colocados a un 1.50 metro del nivel del piso al gancho que lo sujeta y nunca colocarlos en el suelo ya que se corren el riesgo de tirarlos y ser activados accidentalmente, además se debe evitar el contacto con el calor y la humedad.

En algunas empresas en Perú y con el objeto de facilitar la inspección de los extintores, su ubicación, mantenimiento y control, marcan el número correspondiente para su ubicación tanto en el extintor como en el muro o columna. También marcan un área aproximadamente de 80 por 80 cm., en el piso con franjas de color amarillo, rojo o negro, para evitar que el acceso al extintor sea bloqueado. Si se instalan varios extintores para combatir distintas clases de fuego, se debe tener cuidado de identificar cada uno, así como la clase de fuego en el que pueda emplearse. Es importante que se comprenda que los extintores portátiles, por sus dimensiones, tienen un tiempo de descarga de 8 a 30 segundos por eso, cuando sea necesario emplearlos, no puede desperdiciarse el tiempo ni la carga, pensando cual sería el mejor modo de atacar el incendio.

No hay tiempo para hacer experimentos, las instrucciones de manejo están impresas en la mayoría de los extintores aprobados y son de fácil comprensión. Para garantizar la máxima protección, es necesario valorizar cuidadosamente las características de los extintores y los peligros especiales que existen en la zona en que van a ser ubicados. La selección del extintor portátil más adecuado para cada situación depende de:

  •   El tipo de material combustible que se puede incendiar.
  •   Las dimensiones, intensidad y velocidad de propagación del posible incendio.
  •   La eficacia del extintor en función de riesgo presente.
  •   La facilidad de operación del extintor.

Tipos de extintores según su contenido:

Tipos de extintores en Perú

Tipos de extintores en Perú

Los extintores portátiles se clasifican en 6 grupos principales, según su contenido de agente extinguidor, siendo estos de:

  •   Agua
  •   Espuma
  •   Bióxido de carbono
  •   Halón
  •   Polvo químico seco

Manejo e instrucción de los extintores

En general los extintores se emplean de la siguiente manera descuélguelo de su gancho colocando la mano izquierda en la base del extintor y la mano derecha en el maneral, eleve el aparato hasta sentir el peso del mismo. Trasládelo al lugar del fuego sin inclinarlo o golpearlo, el transporte se hace en forma vertical; todavía no quite el seguro.

Al llegar al área del fuego: coloque el aparato en el suelo, quite el seguro con la mano derecha, levante el extintor con la mano derecha, tome al mismo tiempo el mecanismo de disparo (disparador) con la mano izquierda que se encuentra libre tome la manguera del extintor.

Cierre con la mano derecha, al hacer esto activará la válvula de descarga del aparato, dirija el chorro a la base de las flamas. Verifique si se apagaron las llamas. Si lo que se quemaba era un combustible sólido, este deberá ser removido hasta comprobar que no existen brasas que puedan reiniciar el fuego.

Si se quemaba un combustible líquido, después de la aplicación de un extintor de polvo químico, bióxido de carbono o halón, se deberá enfriar con agua la parte externa del recipiente que lo contiene, si lo que se quemaba es equipo eléctrico que se encuentra energizado, este deberá ser aislado de la fuente de abastecimiento de energía eléctrica para que tenga efectividad la aplicación del extintor. Por último ventile el área y reacondicione el lugar.

Clasificación de incendios:

La NFPA ha clasificado los incendios para indicar la naturaleza de los materiales que arden y en consecuencia, tratar de extinguirlos con el agente extinguidor más efectivo. Se les define así:

Incendios de clase “A” ocurren en materiales sólidos como la madera y sus derivados, plásticos, textiles, basura, etc. Requieren para su extinción completa de un material que absorba el calor, como por ejemplo el agua.

Incendios de clase “B” involucra a los líquidos como el petróleo y sus derivados, alcoholes, grasas, butano, propano, etc. Se requiere para su extinción de agentes como el polvo químico seco, espumas, bióxido de carbono o halón.

Incendios clase “C” en este tipo de incendio intervienen los conductores y equipo eléctrico energizado como subestaciones, transformadores, plantas de luz, tableros de medidores, etc. este tipo de incendios deben combatirse con agentes extinguidores que no conduzcan la electricidad como por ejemplo el polvo químico seco, el bióxido de carbono o el halón.

Incendios clase “D” ocurren en materiales combustibles como el magnesio, aluminio, sodio, litio y requieren para su extinción del uso de polvos especiales como el na-x o met-l-x o de grafito.