225-9647 | 225-8567 | 432-8242 | 797-9241
RPC: 992-771779 | RPC: 987-164367 | RPM: #999-947995
ventas@adurma.com | gerencia@adurma.com

Recarga de extintores

recarga de extintoresUn servicio indispensable para mantener operando un sistema de prevención de incendios basado en extintores, es el de la recarga periódica. Ya sea por razones de uso o de desgaste, los extintores deben ser revisados cada cierto tiempo para comprobar su estado y efectividad. En la mayoría de casos, no será necesario más que un ajuste, pero en otros se hace necesario “vaciarlos” y volver a llenarlos.

¿Por qué es importante realizar la recarga de extintores?

En Adurma nos preocupamos por la calidad de nuestros productos y servicios por lo que brindamos el servicio de recarga de extintores para los clientes que requieren tener al día los controles de sus equipos de prevención de incendios y también para los que desean renovar o extender la vida útil de los extintores.

Si ya ha tenido que usarlos, los envases presentan golpes o abolladuras o se acerca una revisión por parte de las autoridades de defensa civil; es más que recomendable verificar el buen estado de los extintores pues su mal funcionamiento no solo podría ocasionar la imposición de una multa sino poner en grave riesgo a sus empleados y a la integridad de sus elementos de trabajo.

¿Cómo lo hacemos?

Una vez que se ha comprobado que el extintor necesita ser recargado, es necesario “vaciarlo” de su contenido siguiendo un procedimiento especial. Dependiendo del tipo de extintor que sea (PQS, CO2, etc.) hay que tener especial cuidado pues descargar el contenido cerca de materiales sensible o cerca de personas podría tener algunos efectos nocivos. Por ello, no se recomienda que los usuarios intenten descargar un extintor de forma casera.

Ahora, una vez tomadas las medidas de seguridad, lo siguiente es “retirar” el contenido o lo que quede de él – en el caso de que el extintor haya sido usado- y realizar una limpieza del envase. En algunos casos se indicará al cliente que lo mejor es un cambio total del extintor (en el caso de encontrar fisuras), pero por lo general esto no será necesario.

Una vez limpio, además de reponer el contenido, es necesario añadir el agente de presión, que suele ser otro gas que sirve para impulsar el contenido del extintor a la hora de apagar un incendio. Esta operación es muy importante, incluso aún más que reponer el contenido, pues sin agente propulsor, el extintor es inútil.

Tenga en cuenta que:

– La recarga de extintores requiere de un conocimiento especializado y debe ser hecho por expertos, no solo para evitar accidentes sino para asegurar la calidad del servicio.

– La recarga implica la remoción del contenido restante del extintor para volverlo a llenar y de la misma forma con el agente de presión que impulsará la salida de dicho contenido.

– Antes de proceder a una recarga, es necesario medir el nivel de presión, el estado del envase y las condiciones del lugar en el que se encuentra instalado el extintor para descartar problemas en el futuro.

En resumen, recargar un extintor es un concepto ligado a la seguridad y la eficacia de los sistemas de respuesta ante los incendios. Por ello, es importante tener en cuenta que la tarea no se acaba con la compra de los extintores sino que hay que asegurar que estos se encuentran en plena capacidad operativa en todo momento.

Evite problemas en el futuro y no lamente pérdidas que puede evitar. Póngase en contacto con nosotros y deje su seguridad y la de los suyos en las manos de expertos.